Sopa de nopal para su ganado


Y resulta también una alternativa para agricultores de nopal, verdura o fruta que deseen aprovechar sus recursos alimentando ganado doméstico que les permita comercializar carne y recibir un ingreso adicional a su actividad principal. Lo importante es que reduce costos en alimento para los animales.
La escasez de lluvia en algunas regiones del país pone en riesgo la producción de forrajes verdes, debido a que requiere de grandes cantidades de agua.
Si se considera que 65 por ciento del territorio nacional comprende regiones áridas y semiáridas, el nopal se convierte en una alternativa altamente viable para alimentar ganado en condiciones de sequía, ya que se puede cultivar en zonas con poca disponibilidad de agua.
La experiencia es conocida por varios ganaderos del país, quienes han afrontado periodos de sequía recurriendo al nopal silvestre para alimentar su ganado. En Saltillo, Coahuila, se utiliza el nopal silvestre como principal fuente de alimento para el ganado bovino productor de leche. Sin embargo, el problema es que los agostaderos no están siendo repoblados y el recurso se está volviendo cada día más escaso.
Una alternativa sería la siembra de nopaleras en zonas de de poca precipitación, lo cual ayudaría a recuperar suelo, evitaría la erosión y generaría más recursos forrajeros como pastos o árboles de mezquite, expresa Gilberto Aranda Osorio, investigador del departamento de Zootecnia de la Universidad Autónoma Chapingo (UACh).
El especialista estima que en Zacatecas, San Luis Potosí, Guanajuato, Tamaulipas y Nuevo León se distribuyen 150 mil hectáreas de nopal forrajero, cifra que contrasta con las 500 mil hectáreas sembradas en Brasil.
Aprovechar hasta los residuos
Otra fuente generadora de alimento forrajero con gran potencial, es el residuo que se obtiene de la poda de nopales comerciales dedicados a la producción de tuna, nopalito o xoconostle.
El experto calcula que de la poda nopalera se producen alrededor de 150 toneladas de materia verde por hectárea al año, lo que representa un recurso importante que debe aprovecharse.
Los restos de la poda generalmente se tiran entre los pasillos de la parcela con el fin de que se lleve a cabo un proceso de descomposición y se incorpore al suelo como materia orgánica.
En muchas ocasiones el material se pudre provocando la aparición de plagas o enfermedades que afectan a las nopaleras, por lo que Aranda Osorio sugiere colectar ese nopal y suministrarlo al ganado.
Con esta actividad productores de nopal podrían criar ovinos, raza que no requiere de instalaciones especiales para su producción, es de fácil manejo, se comercializan rápidamente y el precio pagado por la carne es más alto que en el caso de los bovinos, lo que permitiría incrementar sus ingresos y hacer más sustentables sus sistemas, puntualiza Gilberto Aranda, también especialista en producción animal.
Enriquecimiento del nopal
La composición nutricional del nopal como forraje tiene ciertas deficiencias si se le compara con la alfalfa. La opuntia tiene en su composición 5 por ciento de proteína cruda, mientras que la “reina de las forrajeras” contiene 22.1 por ciento.
Esta condición que pone en cierta desventaja al nopal frente a otros forrajes, fue analizada por investigadores brasileños, quienes se dieron a la tarea de incrementar la cantidad de proteína cruda del nopal mediante una tecnología creada por ellos mismos.
A mediados de la década de 1990 se comenzaron los trabajos por medio del proceso de enriquecimiento del nopal forrajero, que consiste en cosechar la planta de nopal sin espinas, cortar las pencas (en rodajas), deshidratarlas al sol, molerlas hasta crear una harina que posteriormente se hidrata dentro de un biodigestor.
La mezcla se inocula agregando un hongo, además de fertilizantes, se deja fermentar durante varias horas y finalmente se obtiene un alimento a base de nopal, con mayor cantidad de proteínas llamado “sopa de nopal”.
En México, Gilberto Aranda Osorio junto con un grupo de investigadores de la UACh, comenzaron los trabajos de enriquecimiento del nopal en 2004.
En entrevista para 2000Agro, Aranda Osorio explicó que siguieron inicialmente la línea de las experiencias logradas por los investigadores brasileños, pero con ciertas adecuaciones a su modelo.
La primera de ellas consistió en no deshidratar el nopal para disminuir así el tiempo de procesado y los costos relacionados a esa actividad. El nopal sin espinas (variedad Atlixco) se picó en cuadros y se molió adicionándole agua para lograr la mezcla adecuada que se confinó al biodigestor (prototipo piloto con capacidad para 120 kilos de nopal) fabricado por ellos mismos.
La segunda fue emplear además de un hongo, otros microorganismos como una levadura y bacterias lácticas para aumentar la generación de proteína microbiana y obtener un mayor nivel nutricional.
Una vez terminada la fermentación, después de varias horas, se dieron cuenta que la proteína cruda del nopal se había elevado entre 20 y 25 por ciento.
Mejor calidad de carne a menores costos
La segunda fase de la experimentación consistió en alimentar a corderos en finalización, con una dieta que cubriera los requerimientos de los animales en esa etapa, sustituyendo parte de la materia seca con nopal fresco picado o sopa de nopal.
Los resultados indicaron diferencias en relación con el peso vivo final de los animales. “La ganancia de peso fue más alta en los que comieron sólo el concentrado frente a los que tenían nopal”, comentó el experto.
Sin embargo, en la carne en canal los rendimientos no se vieron afectados, la cantidad de carne vendible casi fue la misma, aseguró.
Una vez sacrificados los animales las canales fueron evaluadas por expertos, quienes no encontraron diferencia en el color de la carne ni de la grasa; calificándolas de excelentes, destacó el investigador.
Si se toma en cuenta que los corderos que consumieron nopal tuvieron una alimentación más sana, se incrementa la calidad de su carne. Con las nuevas tendencias de inocuidad, calidad y carnes orgánicas, se puede dar a esta carne un valor distinto lo que permitiría tener un sobreprecio para los productores.
El precio de la carne podría incrementarse hasta en 10 o 20 por ciento, teniendo la posibilidad de calificarse como orgánica, lo cual “permitiría la creación de una marca distintiva que le diera valor agregado”, mencionó Gilberto Aranda.
Otro aspecto importante que debe considerarse es que al utilizar nopal forrajero en la alimentación del ganado los costos se reducen.
La dieta completa de sorgo, paja de avena, paja de soya o melaza cuesta aproximadamente dos mil pesos la tonelada, si se sustituye 15 por ciento de la dieta con nopal el costo se reduce a casi mil pesos y si se utiliza 30 por ciento de nopal baja hasta 700 pesos el gasto en alimento.
Hay otros parámetros: para que una oveja gane un kilo de peso se gastaría aproximadamente 10 pesos dándole una dieta completa. Con 15 por ciento de nopal el gasto disminuye a 7.50 pesos y con 30 por ciento el gasto es de 6.75 pesos, señaló el experto.
El enriquecimiento del nopal es una buena alternativa para productores cuyo principal ingreso proviene de la producción agrícola de nopal fruta o verdura.
Sin embargo, para que esta tecnología pueda ser aplicada abiertamente falta evaluar algunos detalles. “El proyecto aún está en la fase experimental, faltaría afinar detalles como el tiempo de fermentación, el gasto de energía del biodigestor, tiempo de conservación del alimento, calidad de la carne, perfiles de ácidos grasos, incluso la posibilidad de utilizar alguna variedad de nopal mejorada que proporcione mayor porcentaje de proteínas”, aseguró Gilberto Aranda.
A pesar de ello se tiene la confianza en que sea una alternativa aplicable a corto plazo y alcanzable para todos los productores.
La alfalfa requiere entre dos mil y 2,500 litros de agua para producir un kilogramo.
Se estima que con utilizar un sistema de riego por cintilla se podría producir un kilogramo de nopal con 50 litros de agua.



0 comments:

Publicar un comentario en la entrada

Con la tecnología de Blogger.