Presentaron una nueva generación de fungicidas foliares

La división Nutrientes y Protección de Cultivos de Nidera presentó el 12 de junio en Tandil el nuevo Manta Plus Zamba, un fungicida especialmente diseñado para proteger el cultivo de trigo y conservar así todo su potencial de rinde. Por sus características también puede ser utilizado en el tratamiento de patógenos foliares en cebada, girasol, maíz y papa.

Manta Plus brinda un control de amplio espectro, es de acción sistémica y mesostémica, y cuenta con dos ingredientes activos, el Trifloxystrobin y el Tebuconazole, que permiten su aplicación tanto en forma preventiva como curativa.
Una vez que el producto es aplicado sobre las hojas, la estrobilurina Trifloxystrobin se aloja en las capas de cera y forma un reservorio, lo que otorga protección para las semanas siguientes, combate los patógenos y evita la germinación y el desarrollo de las esporas. Su presencia aporta a Manta Plus un prolongado efecto residual.
Por su parte, el triazol brinda un efecto de detención del desarrollo de las enfermedades, inhibiendo la biosíntesis de un precursor biológico esencial para el progreso de la infección de los hongos, el ergosterol, permitiendo que el cultivo continúe su crecimiento sin la presión de los patógenos. El movimiento del Tebuconazole dentro de la hoja es sistémico, siendo absorbido y redistribuido por la savia dentro de las plantas, lo que brinda un rápido efecto de control.
Esta combinación resulta en un producto de amplio espectro, con una especial eficacia sobre Royas, Mancha amarilla, Septoria y Oídio en el cultivo de trigo. La dosis recomendada oscila entre 600 y 800 cc/ha, según la severidad de las enfermedades presentes, la susceptibilidad del cultivar y los días de protección necesarios. En caso de que las enfermedades evolucionen muy rápido, o si al momento de la aplicación el nivel de infección es alto, se recomienda utilizar las dosis máximas.
En síntesis, la nueva formulación de Manta Plus otorga mayor eficacia, por velocidad de penetración, penetración a estratos bajos, mejor cobertura de la gota, y menor lavado por lluvias. También mayor persistencia, debido a la cantidad de producto absorbido, mejor eficacia en manchas, efecto verde y se trata de un producto poco peligroso, de Clase III.

En los demás cultivos
Las enfermedades de roya y tizón son los patógenos foliares que aparecen con mayor frecuencia en los cultivos de maíz argentino. Ante la presencia de estas enfermedades en híbridos susceptibles o moderadamente susceptibles, Manta Plus Zamba también es la solución.
El Tizón o  Hemiltosporiosis (Exserohilum turcicum) se observa como una enfermedad muy importante en maíces tardíos o en fechas de segunda, en regiones como la del norte de Córdoba y Noroeste argentino. Puede provocar áreas necróticas con importante pérdida del área foliar y consecuente reducción del rendimiento cuando no se cuenta con materiales con tolerancia genética al tizón. Por su parte, la roya del maíz es la enfermedad foliar más frecuente en los maíces de la zona centro del país, especialmente ante temperaturas moderadas y alta humedad relativa.
Manta Plus de Zamba también actúa con eficacia en Mancha en red (Drechslera teres) y Roya de la cebada (Puccinia hordei), en el caso del cultivo de cebada. También es una solución para Alternaria, Septoria, Roya Negra y Phoma en girasol. Y para Alternaria / Tizón temprano en el cultivo de papa.

0 comments:

Publicar un comentario en la entrada

Con la tecnología de Blogger.