Evitar nuevas barreras y mirar a consumidores son las claves

Imaginándose el futuro cercano, el Ing. Agr. José Bonica hizo su exposición en el Congreso Mundial de la Carne. El presidente de ARU dijo que Uruguay es el país de la carne "hasta por su forma", mencionando que "hay casi 4 cabezas de ganado por habitante, lo que nos diferencia en el mundo".
En su exposición analizó cómo la población mundial va a aumentar, pero no sólo eso sino su distribución. "Ya más de la mitad de la población es urbana, pero para el 2050 va a ser cercana al 70% y además con expectativas de que el ingreso de esa población sea aún mayor". Por tanto, "la demanda por alimentos, tanto de cereales como de carne, va a aumentar por lo menos un 60%".
¿Quiénes están capacitados para abastecer esta demanda extra?, se preguntó Bonica. Y aseguró que "a los países en desarrollo le toca una responsabilidad mayor y posiblemente deban llegar a valores de casi duplicar lo que están haciendo hoy en día"
El titular de ARU afirmó que esto es muy bueno, porque hay una demanda asegurada. "Podríamos producir mucho más, pero no de cualquier manera, sino de una manera sustentable". Y dijo que la gran sustentabilidad no es sólo la ambiental, sino también la económica y la social. "En lo ambiental está claro que debemos conservar el suelo, el agua y el aire. Las emisiones de gases invernadero es tema del Estado, complicado, con aspectos técnicos, pero también aspectos políticos".
Desde el punto de vista económico, expuso dos grandes ideas: una de ellas es asegurarnos que no hayan nuevas barreras arancelarias. "Para ello lo primero es que en algún momento nos vamos a tener que sentar a negociar y es fundamental que tengamos parámetros locales, elaborados por nosotros mismos. No podemos permitir que un burócrata nos diga la huella de carbono de nuestro país".
También el presidente de ARU dijo fundamental tener presentes a los consumidores. "Tenemos que comunicarles nuestra forma de producir, respetando la naturaleza y para eso es posible que en un futuro debamos certificar tanto los procesos como los productos".
Hablando de sustentabilidad recordó lo que le ha pasado al país en los últimos 40 años, y mostró una gráfica donde desde 1970 a 2001 el crecimiento del PBI agropecuario creció 26%, mientras entre 2002 y 2011 el incremento fue de 31%.
Bonica tocó un tema polémico. "La discusión de hace muchos años cuando visitábamos a productores y a técnicos europeos, era que siempre terminábamos planteando respecto a los subsidios europeos de aquella época frente a los muy bajos salarios rurales. Vemos que han cambiado las exportaciones, la de carne uruguaya ha crecido mucho, la cantidad de puestos de trabajo del sector agropecuario ha crecido mucho. Pero eso además ha alcanzado a toda la sociedad donde el ingreso per cápita ha crecido y estamos llegando a los más de US$ 15.000, pero además permite que vivamos mejor". Mencionó el índice de Gili que ubica a Uruguay en el orden de 0,4, bastante mejor que el 0,6 del promedio mundial, "pero tenemos que seguir mejorando hasta el 0,35 de los países avanzados". Dijo que "frente al riesgo que pasamos, siempre es bueno recordar desde el punto de vista social, términos tan franceses como: libertad, para producir y comercializar, igualdad, porque no hay ninguno distinto que otro cuando nos sentamos a negociar y fraternidad, porque queremos que esas rondas de negocios sean ganar-ganar.
Y se despidió con un perfecto aur revoir.

0 comments:

Publicar un comentario en la entrada

Con la tecnología de Blogger.