Se viene una nueva generación de trigos


Un acuerdo estratégico a través del cual los productores argentinos podrán acceder a variedades de trigo que combinan un pool genético global y modernas tecnologías con una larga trayectoria en mejoramiento local. El resultado: variedades de alto rendimiento y calidad superior. El convenio celebrado recientemente entre Syngenta y Buck Semillas profundiza el trabajo conjunto que las empresas venían realizando con sus respectivos germoplasmas. Syngenta apunta a transformar la producción en una cadena integrada a un conjunto de herramientas que permitan aumentar los rendimientos, la calidad y la sustentabilidad de los sistemas. Y en esta meta es clave la trayectoria de Buck en el mejoramiento y adaptación local del trigo. La apuesta de esta sinergia es que el productor acceda a semillas tratadas con el mejor paquete tecnológico desde el comienzo del ciclo, y a un abanico de posibilidades que le garanticen alta calidad y máximo rendimiento en cualquier rincón del mapa triguero argentino. Hilda Buck, Presidente de Buck Semillas, destacó que “este acuerdo amplía nuestro acceso a nuevas tecnologías de mejoramiento genético y, además, nos permite ser parte del sistema integrado de Syngenta Cereales Calidad Syngenta + (CCS+), donde la genética de las variedades va acompañada por un paquete de tecnologías de vanguardia para la protección del cultivo desde la semilla”. En sintonía, Florian Wagner, Director de Cereales para Latinoamérica Sur de Syngenta, afirmó que “nuestro objetivo es desarrollar y ofrecer soluciones innovadoras, de alto rendimiento y calidad. Creemos que esta es la base y el requisito para que el trigo siga siendo un cultivo competitivo y atractivo dentro de la agricultura argentina”. Ambas empresas se apoyan en la convicción de que los cereales son cultivos estratégicos a nivel mundial, con una superficie de siembra superior a los 270 millones de hectáreas, que se traducen en 800 millones de toneladas de granos. Este volumen de granos se traduce en un negocio de  200 mil millones de dólares, destinándose en un 80% a la alimentación humana. “En el futuro el mundo va a necesitar más trigo y cebada, lo que me da la confianza de que Argentina tiene una gran oportunidad de volver a destacarse en el mercado mundial”, afirmó el directivo. Hasta ahora la colaboración permitió localmente el desarrollo de una paleta de productos con variedades que lideran los ensayos, como Buck SY100, SY200, SY300 y los nuevos Buck SY110 y AGP 127. Y a nivel internacional el lanzamiento de una variedad de germoplasma Buck en Estados Unidos de nombre Bullseye.

http://infocampo.com.ar/nota/campo/32570/se-viene-una-nueva-generacion-de-trigos

0 comments:

Publicar un comentario en la entrada

Con la tecnología de Blogger.