RESIDUOS GANADEROS Y BIOGÁS: UN PROBLEMA Y UNA SOLUCIÓN RENTABLE


RESIDUOS GANADEROS Y BIOGÁS: UN PROBLEMA Y UNA SOLUCIÓN RENTABLE.
Contacto: Leodegario López
Tel. +5255 55548569

Las explotaciones ganaderas o agrícolas de carácter industrial tienen un problema asociado a la producción: la gestión de los residuos. Suele ocurrir que, como pasa por ejemplo con las explotaciones porcinas intensivas,  la generación de residuos y su elevada concentración se convierten en un problema medioambiental y  logístico de primer orden, y cuya gestión, en caso de ser deficiente, puede reducir considerablemente los beneficios de la explotación.

La cantidad y tipología de residuos de estas industrias dependen del tipo de explotación y de los protocolos de funcionamiento de éstas, por eso se puede encontrar desde residuos líquidos de baja concentración y elevado volumen, como purines de cerdo estabulados, hasta sólidos de baja humedad de ganado de engorde o de residuos vegetales, más propios de la industrial agrícola.

Tradicionalmente se han empleado a modo de fertilizante, pero la elevada cantidad producida y su alta concentración de materia orgánica y de nutrientes obligan a disponer de mayor cantidad de terreno para verter, a lo que hay que añadir unos mayores costes de transporte y vertido. Si a estos se añade una coyuntura política más restrictiva por los dueños de los terrenos en materia de fertilizantes, problemas sociales o una mayor presión administrativa por la legislación ambiental; el problema de su  gestión puede ser considerablemente más complejo.

De entre las diferentes soluciones que se han desarrollado para estos problemas, la producción de biogás ha demostrado ser la mejor de todas desde un punto de vista ambiental, tecnológico y económico. La producción de biogás, desarrollada mediante un proyecto óptimo, puede convertir la gestión de los residuos en un negocio tan rentable o más que la propia explotación que los produce.

El biogás está compuesto mayoritariamente por el metano, un gas combustible. Aproximadamente, un m3 de metano puede producir unos 10kWh de energía. El biogás se produce mediante un proceso biológico natural que se desarrolla mediante diferentes reacciones bioquímicas cuyo objeto es degradar la materia orgánica, de tal manera que las bacterias descomponen compuestos como azúcares hasta biogás. Este proceso ocurre espontáneamente en la naturaleza siempre que se den las condiciones adecuadas, como ocurre, por ejemplo, en las fosas de almacenamiento de purines, aunque con muy baja eficiencia. De tal manera que una planta de biogás no es más que un lugar donde se mantienen esas condiciones y donde se optimiza el proceso natural.

En la actualidad hay un gran abanico de tecnologías disponibles en el mercado. Dependiendo del tipo de residuo y de la concepción y enfoque del proyecto u otros parámetros, la tecnología óptima puede variar. Desde plantas tradicionales de una etapa hasta plantas de hidrólisis separada, pasando por tecnologías de flujo ascendente o secuenciales; la selección de la tecnología correcta es un paso fundamental para el éxito del proyecto.

Los residuos orgánicos de una explotación industrial o de un consorcio de productores, se pueden emplear en una planta de biogás. El biogás puede ser empleado para producir únicamente calor, ó electricidad y calor conjuntamente. La producción de biogás suele ser suficiente para cubrir las necesidades energéticas de la planta y de explotaciones cercana, siendo normal la venta de la electricidad y de gran parte de la energía térmica a terceros. Esta es una de las principales fuentes de ingreso que permiten rentabilizar la inversión en la planta, pero no la única. El lodo final residual de la planta de biogás tiene una composición que lo convierte en un fertilizante mineral de primera calidad. Los residuos cargados a la planta son transformados en biogás, pero en el medio de reacción, que es un lodo líquido, quedan los nutrientes y parte de materia orgánica que no se ha transformado en biogás. La alta concentración de nutrientes, principalmente nitrógeno, fósforo y potasio y la baja cantidad de materia orgánica hacen de este residuo un fertilizante orgánico de primer nivel, cuya venta ó utilización suele ser sencilla. En la actualidad, este biofertilizante se emplea separando su fracción líquida y sólida. La primera es usada como fuente de nutrientes para los terrenos de cultivo (NH4+), mientras que la segunda, debidamente tratada, puede ser transformada en compost de alta calidad o briquetas de biomasa para producción energética.

Una planta de biogás puede transformar un coste, como hasta ahora es la gestión de los residuos, en un negocio rentable. Una planta de biogás conlleva un ahorro en la gestión previa de los residuos, un ahorro de gastos de calefacción de las explotaciones, como las salas de parto, que ahora se abastecerán del calor producido en la planta de biogás; y lleva asociada una fuente de ingresos por la venta energética (electricidad y calor). Por último punto, pero no de menor importancia, la producción de biofertilizante, compost o biomasa, puede aumentar considerablemente la rentabilidad de la inversión generando nuevas oportunidades de mercado al producir productos que se etiquetan como sostenibles o sustentables.

En la actualidad las plantas de biogás son una realidad exitosa. El costo aproximado se sitúa entre 3000 y 4500 €/kW y el retorno de la inversión es de aproximadamente 7 años. En Europa existen actualmente más de  8,000 plantas en operación, proyectos rentables que diversifican la producción energética, que valorizan los residuos y reducen el impacto ambiental de estos. Es tal su importancia que han reactivado el sector rural y agrícola Europeo, largamente deprimido y castigado por sus altos costos de producción y la competencia internacional. Se puede hablar verídicamente de un nuevo tipo de granjeros convertidos en productores de energía.

Para alcanzar la máxima rentabilidad es necesario realizar una buena planificación del proyecto, disponer de un conocimiento certero de los residuos y sus cantidades, hacer una correcta selección de la tecnología y alcanzar las mejores condiciones para el promotor en las negociaciones con los tecnólogos y fabricantes.

El equipo de BiogasMaxx.

5 comments:

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.