Consejos útiles para evitar daños de palomas a los cultivos

La Chacra Experimental Integrada Barrow, convenio INTA - MAA, propone el manejo para disminuir los daños producidos por palomas.

El manejo de aves plagas, entre ellos la paloma torcaza, en cultivos u otras producciones extensivas presenta un desafío particular, pues no existe una única medida de control que ofrezca resultados inmediatos, eficiente en términos económicos y con bajo impacto ambiental. Por lo tanto, es necesario implementar un conjunto de estrategias, tácticas y tecnologías en un esquema de manejo integrado y el mismo debe diseñarse e implementarse a la escala espacial adecuada (municipal, provincial o regional).



Manejo Preventivo



En todos los casos, es mejor anticiparse a los daños e implementar medidas para tratar de evitarlos y/o disminuirlos antes que ocurran, realizando algunas prácticas antes de la siembra.

Para ello, algunas alternativas serían:

- Coordinar las fechas de siembra con varios productores de la zona, para intentar aumentar la oferta simultánea de recursos y disminuir así las probabilidades de daños concentrados en pocos lotes aislados.

- Evitar la siembra de cultivos atractivos en lotes aislados y/o cercanos a recursos para las aves (montes, cursos de agua, etc.).

- Utilizar curasemillas con principios activos que tengan propiedades repelentes para las aves, como el imidacloprid y/o metiocarb. Por el momento, no hay en el país curasemillas específicamente registrados como repelentes para aves en cultivos (información brindada por el SENASA). Utilizar mayores densidades de siembra, para contrarrestar potenciales pérdidas causadas por las aves.

- En el mediano plazo, y en la medida de lo posible, rotar los cultivos, para disminuir la oferta continua de recursos y también evitar la fijación de sitios específicos de alimentación por las aves.

- Usar variedades o cultivares menos susceptibles o más resistentes (ej: sorgo antipájaro, variedades de girasol con mayor inclinación de los capítulos)

- Cosechar anticipadamente, mediante el uso de desecantes, para disminuir el período de susceptibilidad del cultivo.

- Disminuir el alimento disponible (cantidad de granos en el campo), a través de mayor eficiencia de cosecha, con menor dispersión de granos en rastrojo y minimizar las pérdidas durante el transporte.

- Disminuir los recursos disponibles para las aves tales como montes improductivos, ya que son utilizados como sitios de nidificación y/o dormidero.

- Control de la reproducción: disminuir o evitar que las aves se reproduzcan normalmente, por ejemplo destruyendo los nidos de palomas.

- Captura mediante trampas y posterior ejecución de individuos.



Manejo Curativo



Una vez sembrado el cultivo y encontrándose en el estado de emergencia, las alternativas de manejo disminuyen y, usualmente, requieren mayor esfuerzo. En este caso, asumiendo que el daño es importante como para justificar económicamente la aplicación de medidas de manejo, las principales alternativas serían:

- Utilizar estrategias de ahuyentamiento, mediante el uso de dispositivos auditivos (ej: cañones de explosión; pirotecnia; disparos de escopeta; dispositivos que reproducen gritos de alarma de las aves, gritos de los predadores, o incluso que producen sonidos estridentes con un patrón aleatorio; vehículos que emiten sonidos estridentes circulando dentro del lote, etc.) y/o visuales (espantapájaros; esfinges de predadores suspendidas sobre el cultivo; cintas reflectoras; globos con “ojos” ahuyentadores; etc.). También se pueden utilizar productos químicos repelentes que se encuentran registrados para ser usados en cultivos agrícolas en Argentina.

Las aves se acostumbran rápidamente a los repelentes auditivos y visuales, por lo que se sugiere combinarlos y variarlos tanto en el espacio como en el tiempo (es decir, moverlos de un sitio al otro, aplicándolos con un patrón aleatorio, no predecible).

Asimismo, en el caso de los repelentes auditivos, deben ser utilizados antes de la salida del sol, cuando las aves comienzan a llegar al lote. No sería recomendable utilizar dispositivos auditivos una vez que las aves están dentro del lote, porque usualmente es más difícil persuadirlas para que abandonen el mismo. Finalmente, estos dispositivos requieren ser persistente en el período crítico de daño (5-7 días).

- Combinar la estrategia anterior con la oferta de semillas depositadas en las inmediaciones del lote (a modo de cebo no-tóxico). Podrían utilizarse semillas de cultivos naturalmente atractivos para las palomas, como sorgo, girasol o maíz (partido) y/o los granos presentes en el rastrojo de cultivos vecinos (cuando esté disponible el trigo, por ejemplo).

No deben utilizarse cebos tóxicos para matar las palomas, pues carecemos de productos químicos específicamente registrados en el SENASA, para control de aves (avicidas).

En el caso que se desee aplicar control letal para disminuir el número de palomas en un lote, el único tipo de control que podría aplicarse sería la captura de las palomas mediante disparos con escopeta o con trampas.

La paloma torcaza (Zeneida auriculata) es una especie nativa que se distribuye en toda América Latina, a excepción de las selvas y la puna. En los últimos años la paloma ha tenido un crecimiento exponencial debido a la expansión de la superficie agrícola, la presencia de montes cercanos a los cultivos (lugar perfecto para que la población se reproduzca) y la disponibilidad de agua.

Las características ecológicas de las palomas medianas son:

- Alta tasa reproductiva (3,75 individuos/pareja.)

- Alta supervivencia (> 50% para juveniles y adultos.)

- Oportunismo para la reproducción (pueden reproducirse varias veces en el año en función de la disponibilidad de alimentos, y también pueden construir sus nidos en una amplia variedad de sustratos, desde árboles hasta el suelo.)

- Buche, que les permite almacenar temporariamente granos y también generar alimento para sus pichones, lo cual las independiza de la cercanía a los alimentos y/o necesidad de alimentos específicos durante la reproducción.

- Comportamiento gregario, que facilita el uso de recursos espacial y temporalmente variables, como los cultivos.

- Amplio radio de movimiento diario (entre 50 y 100 km) entre los dormideros y/o nidos y los sitios de alimentación.

- Capacidad de migrar estacionalmente dentro de regiones muy extensas (radio de 500 km) en función de los cambios en el alimento disponible.




http://www.puntobiz.com.ar/noticia/articulo/64987/Consejos_utiles_para_evitar_danos_de_palomas_a_los_cultivos.html

0 comments:

Publicar un comentario en la entrada

Con la tecnología de Blogger.