Cómo ser eficiente en ganadería

En el establecimiento modelo de la familia González Martínez quedó expuesto que existen fórmulas viables para seguir creciendo y, así, consolidar la recuperación. Genética, sanidad, siembra directa, innovación y técnicas de manejo son algunos de los argumentos. Guillermo D. Rueda Enviado especial


     "La eficiencia va de la mano de la medición y la medición va de la mano del aprendizaje. El tema pasa por estar en todos los detalles y ajustar en forma permanente. Y la única manera de mensurar la eficiencia es medir los resultados, sean físicos o económicos, porque quien no sepa los números de su campo, nunca podrá lograrlo".
     Herramientas y decisiones para una cría eficiente es la denominación elegida por el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina para realizar las jornadas a campo, como la de ayer, en El Palomar, un campo de casi 6.000 hectáreas que posee la familia González Martínez cerca de Pehuen Co.
     La cita anterior corresponde a Ignacio González Martínez, hermano de Mariano y de Miguel, todos responsables del establecimiento modelo en producción que ya transita la cuarta generación de ganaderos.
     "Estas jornadas tienen algo muy interesante, porque el campo no es una isla dentro de SOB; somos igual a cualquier otro que esté alrededor. Está lo que hacés vos y lo que hace el vecino. Y la pregunta surge: ¿Por qué no es eficiente como yo? Pero no realizo nada del otro mundo; son prácticas que andan dando vueltas desde hace años que, por ejemplo, las publica y las explica en INTA", agregó.
     Genética (Angus colorados con frame moderado por toros propios), sanidad, siembra directa, técnicas de manejo, equipos adecuados de trabajo, intercambio e innovación, gestión y simplificación en la gestión son las claves de este fenómeno en el SOB, una región con un promedio histórico anual de 725 milímetros.
     Pasto llorón, agropiros y verdeos, más inminentes sorgos diferidos (a sembrarse, acaso mañana) y megatérmicas integran el portfolio de forraje, otras de las cuestiones vitales a la hora de llegar al 95% de preñez (2010) en 90 días.
     En las jornadas de la víspera, de la que participaron poco menos de 400 personas (entre ellos muchos jóvenes estudiantes de la UNS), se realizaron recorridas a estaciones de terneros de vaquillonas de primer servicio en destete precoz; de vaquillonas de 15 meses en servicio y en siembra de sorgo en directa, planteo de alto rendimiento, fertilización y más, a cargo de Carlos Rodríguez (Aapresid).
     En la carpa de conferencias, se produjeron charlas sobre entore precoz, a cargo de Roberto García Bouissou; sobre forrajeras megatérmicas, con Carlos Torres Carbonell, Angel Marinissen y Andrea Lauric (INTA) y, en el cierre, acerca del mercado interno e internacional habló Fernando Canosa (Aacrea).
     Para la apertura estuvieron el titular del IPCVA, Gonzalo Alvarez Maldonado, quien aseguró que el objetivo de la entidad siempre es estar junto al productor y entregarle todas las herramientas para mejorar la productividad, porque ese es el modo en que crecerá el país.
     Por su parte, el director del INTA Bordenave, Rubén Micci, comentó que el organismo dispone de tecnología de punta y de los mejores recursos humanos para ayudar al productor en su continúa lucha por superarse.
http://www.lanueva.com/edicion_impresa/nota/10/11/2011/bba043.html

0 comments:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.