Enseña cómo nutrir suelos orgánicamente y mejorar

Con la experiencia de un cultivo y sus resultados el maestro investigador Edgar Quero Gutiérrez mostró a productores agrícolas de La Piedad, Michoacán, Jalisco y Guanajuato el resultado de sus investigaciones en un mejor cultivo de maíz y sorgo.
Quero Gutiérrez, enfatizó que la producción agrícola michoacana, se encuentra cada vez más incierta, los cultivos y sus cosechas se ven perturbados por plagas, enfermedades, variaciones climáticas y la erosión del suelo.
Esto a pesar de la fuerte inversión de recursos: tecnología, insumos (agroquímicos y fertilizantes), técnicos capacitados y redes de información; por otro lado el procesamiento y transformación de alimentos escasos, quedando acéfalas las mejoras al valor agregado en los alimentos y producción de derivados con uso industrial.
Esto último dijo, derivado del escaso profesional dedicado a estas actividades e instituciones formadoras de capital humano capaz de generar bienes de capital que permitan el desarrollo regional.
Además ocurre una limitada integración horizontal y vertical de la red de valor en los sistemas de producción, promovida por la falta de información precisa que caracterice el flujo biológico de recursos. Claves para la regulación y satisfacción de la demanda, que formen el pilar de una agricultura desarrollada.
Esto como modelo para contribuir a la solución de esta problemática, se realizan investigaciones en los extremos de la red de valor de la producción agrícola, el suelo y la cosecha. En ambos casos se realiza investigación de frontera que supere aquella que se ha practicado de manera tradicional.
Porque además –insistió- no sólo se quiere una mejor producción se busca que los productos tengan una mejor y mayor cantidad de nutrientes.
La investigación de frontera requiere de equipo moderno y altamente apegado a normas internacionales, por lo que se colabora con centros de investigación competitivos, creando la competencia cooperativa.
“Nuestra competitividad se encuentra en el dominio del sistema biotecnológico de la red de valor de la producción agrícola, conociendo sus oportunidades y demandas. Las instituciones y empresas con las que se ha trabajado son: Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav-Irapuato), Centro Nacional de Metrología (Cenam), Centro Nacional de Rehabilitación (CNR), Jeol de México (Japón), Dolomita Agrícola de México S.A. de C.V., MIRC-Plásticos S.A. de C.V., Ono Foods LTD (Japón), Gobierno del Estado de Michoacán (SEDECO), Productores agrícolas e instituciones de educación superior tecnológica”, aportó.
pMineralización de suelos
Con fundamento en estudios de microscopia electrónica, análisis elemental por difracción, fluorescencia y dispersión de rayos X, en muestras de suelo y tejido vegetal, se determina que en la nutrición de los cultivos agrícolas es fundamental la disponibilidad y asimilación de silicio, elemento mineral que existe en el suelo en promedio en un 25%. En los tejidos, este elemento puede superar la concentración de potasio.
Por otro lado la disponibilidad del silicio se ha relacionado con la capacidad de los cultivos para superar condiciones adversas, tal como las enfermedades, plagas de insectos, salinidad y sequía. Además de mejorar la estructura y vigor de la planta que tienen como consecuencia una mejor calidad y sanidad de las cosechas.
Esto se pudo apreciar en las parcelas demostrativas que se visitaron el miércoles pasado en El Cuitzillo, tanto de maíz como de sorgo.
Algunas de las investigaciones se han desarrollado en cuatro años, con aportes básicos, innovación tecnológica y ahora ha superado la fase de desarrollo tecnológico una vez que se incorpora permanentemente en las prácticas agrícolas, por lo que seguramente en los próximos años se podrá observar tecnología y prácticas agrícolas que se basen en el flujo del silicio en las redes de producción de alimentos.
Aunque al silicio no se le reconoce como un nutriente esencial desde un punto de vista estrictamente biológico o nutricional, la abundancia de compuestos con silicio y su participación en la salud humana no pueden ser ignorados. Sólo recientemente, a partir de 1972, se ha reconocido al silicio como esencial.

Favorece a la salud alimentos con silicio

Una dieta moderna basada en alimentos refinados, con un bajo consumo de cereales y vegetales, animales de crianza industrial (pollo) y con suelos erosionados, genera una inexorable disminución del contenido de silicio en los tejidos humanos, de ahí la importancia de su consumo.
Así lo señaló el maestro investigador Edgar Quero Gutiérrez, al hablar de la importancia del silicio en la alimentación, para favorecer la salud.
Explicó que el silicio forma parte de los elementos minerales que a pesar de presentarse en pequeñas cantidades en el cuerpo son (0.5% de nuestro peso corporal), son indispensables para la salud y la vida.
Los alimentos con silicio son los cereales como la avena, el mijo, la cebada, el arroz, el trigo; las leguminosas, el fríjol, la alfalfa, el ejote, la soya; los tubérculos la papa, cebolla, la remolacha, la zanahoria; los vegetales verdes, lechuga, espinaca, espárrago; las frutas, el plátano, el aguacate, la piña, el mango y la uva, Otras fuentes adicionales son el café y el agua.
Siendo las fuentes más ricas de la alimentación humana los cereales integrales. En promedio la alimentación aporta unos 30 a 50 miligramos al día de silicio, dependiendo de los hábitos alimenticios.
Se ha demostrado que la alimentación de los pueblos primitivos contiene cuatro veces más minerales que la dieta industrializada moderna. Y los antepasados vivían más, tenían menos enfermedades y padecían de menor problema de caída de pelo.
“Conforme envejecemos desciende el contenido de silicio en nuestros tejidos, al contrario de lo que ocurre con otros minerales. A esto se aúna al hecho de que los humanos no podemos transformar en silicio orgánico en silicio mineral que mayoritariamente aportan los vegetales.
“Una dieta con suplementos ricos en silicio permiten aportes diarios de 200 a 300 mg. Una fuente de silicio son los tejidos de la planta cola de caballo”, comentó.

Agricultores de La Piedad, Michoacán, de Jalisco y Guanajuato, siguieron atentos las explicaciones para mejorar cultivos de maíz y sorgo.

0 comments:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.