Apuestan fabricantes al bioplástico

Preocupados por la disponibilidad y el precio del petróleo a largo plazo, los fabricantes de empaques están apostando a la fabricación de productos con bioplásticos.
Coca-Cola, PepsiCo, Heinz y Volvic, de Grupo Danone, son algunas de las empresas que ya lanzaron empaques alternativos con el uso de bioplásticos.
Estos productos son botellas de PET con 30 por ciento de derivados del maíz, soya, coco y/o caña de azúcar.
Juan José Treviño, presidente del Instituto Mexicano de Innovación y Tecnología en Plásticos y Hule, dijo que el futuro de los bioplásticos es muy prometedor, ya que los materiales con los que se fabrican, como el aceite de soya o maíz, se pueden cultivar ofreciendo sustentabilidad a la industria sin comprometer el consumo de recursos no renovables.
Además, por su naturaleza orgánica se pueden degradar y reincorporar a la biomasa y favorecer al ambiente.
Coca-Cola utiliza una botella llamada PlantBottle hecha de PET con 30 por ciento de los azúcares de las plantas, lo que permite que su reciclaje sea más fácil y disminuye hasta 20 por ciento la huella de carbono de la empresa.
La botella de bioplástico tiene el mismo peso, la misma vida útil y la misma dureza que las de PET, pero contamina menos.
La Asociación Mexicana de Envase y Embalaje (AMEE) estima que la demanda mundial de bioplásticos y resinas biodegradables será de 900 mil toneladas métricas con un valor de 2 mil 600 millones de dólares en 2013.
Jorge Martínez, director de la AMEE, dijo que en México menos de 0.5 por ciento de los empaques se fabrican con aditivos biodegradables, pues son importados.
Por lo tanto, el uso de los bioplásticos para empaques dependerá de la disponibilidad del material, de los costos y la educación para identificarlos.
"Actualmente, el precio de los bioplásticos no es tan competitivo comparado con los plásticos tradicionales, pero en la medida en que se vayan desarrollando mejores tecnologías para la producción de estos materiales e incrementando el cultivo de las materias, los precios serán más competitivos", agregó Treviño.
Este año, Heinz firmó un acuerdo de transferencia de tecnología con Coca-Cola para fabricar envases de catsup con el mismo aditivo de azúcares de plantas para complementar el PET.
Volvic, agua embotellada de Grupo Danone también está fabricando sus botellas de PET con 20 por ciento de contenido del desperdicio de caña de azúcar.
Los bioplásticos no se limitan a la industria alimentaria, también son requeridos por fabricantes de autopartes y electrónicos, entre otros.
La huella del carbón
La iniciativa PlantBottle de Coca-Cola pretende reducir 20 por ciento la huella de carbono de la compañía en 2015.
(Participación en la emisión de gases de efecto invernadero en una Coca- Cola)
Refrigeración 36%
Empaque 34%
Manufactura 11%
Ingredientes 9%
Distribución 8%
Consumo 2%
Fuente: Coca-Cola

0 comments:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.